Guayaquil: (04) 602-5385 Quito: (02) 601-6630

Terapia Familiar

La sociedad ecuatoriana y en particular en las ciudades de Guayaquil y Quito se caracterizan por ser orientada a la familia. Cada familia en nuestro país tiene tradiciones que aunque a veces puedan parecer tediosas o ridículas, perpetúan el vínculo familiar y crean una costumbre de ver a los miembros de la familia regularmente y así sus integrantes no se sienten solos o abandonados.

Sin embargo, hay ocasiones en las que son nuestras relaciones con algunos miembros de nuestra familia las causantes de estrés, sufrimiento, depresión o disconformidad.

Romper la barrera del silencio y buscar soluciones

La terapia familiar por lo general reúne a los miembros de la familia en sesiones de psicoterapia. Sin embargo, uno de los miembros de la familia podría asistir a terapia individual a la vez.

Durante una terapia familiar, se examinan las habilidades de la familia para resolver problemas y expresar pensamientos o emociones. También se exploran los papeles que tienen cada uno de los miembros involucrados en el conflicto, las reglas y los patrones de comportamiento para poder identificar problemas que contribuyan al conflicto. De igual manera, se buscan formas de identificar los problemas que están contribuyendo al conflicto. La terapia familiar puede ayudarle a identificar las fortalezas de su familia, tales como las expresiones de cariño; o las debilidades, tales como la dificultad de confiar en el otro.

Por ejemplo, digamos que su hijo, quien ya es adulto, sufre de depresión y su familia no entiende su depresión y mucho menos cómo ofrecerle apoyo. A pesar de la preocupación sobre la salud mental de su hijo, las conversaciones con él y con el resto de la familia pueden terminar en discusiones, las cuales dejan a todos sintiéndose frustrados, la comunicación disminuye, y las decisiones se dejan “para después” y la ola de emociones y conflictos crece.

En esa situación, la terapia familiar con un psicólogo puede ayudar a todos los miembros a identificar los desafíos específicos de la situación y cómo su familia los está sobrellevando. Con la guía de nuestros psicoterapeutas, los pacientes aprenderán nuevas formas de interactuar y superar patrones